EJERCICIOS DE OJOS

Para unos ojos brillantes y descansados.
 

Los músculos involuntarios de los ojos son utilizados de forma permanente y en ocasiones reciben demasiados estímulos, ya sea viendo por la noche las pantallas de computadoras o de celulares. Acercamos de más estos equipos y no mantenemos una distancia prudente haciendo que nuestra vista se canse o se forcé de más. En consecuencia merecen atención específica y un descanso apropiado.

Siéntate en un lugar cómodo apoya tus manos muy relajadas sobre tus rodillas y procura una espalda recta. Quítate los anteojos o lentes de contacto.

1. 𝘖𝘫𝘰𝘴 𝘢𝘣𝘪𝘦𝘳𝘵𝘰𝘴, mueve los ojos hacia arriba y hacia abajo 10 veces muy despacio. Luego ciérralos y respira con atención. Repite el ejercicio 2 veces más.

2. 𝘖𝘫𝘰𝘴 𝘢𝘣𝘪𝘦𝘳𝘵𝘰𝘴, mueve los ojos a la izquierda y a la derecha, muy despacio por diez veces. Luego cierra los ojos y respira atentamente. Repite el ejercicio.

3. 𝘈𝘣𝘳𝘦 𝘭𝘰𝘴 𝘰𝘫𝘰𝘴, mueve los ojos en círculo en sentido de las manecillas del reloj. Hazlo muy despacio, luego círculos en sentido contrario.

4. 𝘖𝘫𝘰𝘴 𝘤𝘦𝘳𝘳𝘢𝘥𝘰𝘴. Frota las palmas de tus manos que generen calor. Ahueca tus manos y colócalas en tus ojos que permanecen cerrados, para que el calor y la obscuridad favorezcan la relajación.